4 de febrero de 2017

PARQUE DE LA NATURALEZA DE CABARCENO

















El 24 de Enero, me fui con mi amigo Felipe a visitar el Parque de Cabarceno por si se hubiera producido alguna novedad.

Y sí,  la encontramos. En el recinto de los Tigres, el único Tigre blanco que quedaba, parece ser, que ha sido atacado por uno de los Tigres de Bengala, ocasionándole una herida de la que esta curándose en el  "hospital".

Para no dejar el recinto sin la presencia de ningún animal, han decidido soltar uno de Bengala fuera (estos conviven cerrados dentro de las cristaleras).

Estos animales pertenecen a la familia de los felinos, con un pelaje rayado transversalmente de negro sobre fondo amarillento. Considerado el mayor felino y un verdadero rey de la selva.

El Parque tiene para la exhibición de los tigres, un recinto de 25.000 metros cuadrados, considerado como el mayor de Europa para estos animales.

De esta especie no es fácil contemplar grupos de más de dos o tres  conviviendo juntos y en armonía.
De los dos tigres blancos, que llegaron al Parque, macho y hembra, procedentes del Touroparc (Francia) y el zoo de Lisboa, queda ya solamente uno y esperemos se recupere.

El tigre blanco posee unas características genéticas muy singulares debido a que presentan unos genes recesivos que les hacen eliminar casi la totalidad de la coloración naranja de su pelo, aunque mantiene el negro o gris de las rayas características de los tigres y sus penetrantes ojos de color azul hielo.

Es una pena que en tan grande terreno, exista solamente un único animal, esperemos que las gestiones que vienen realizando, consigan una "camada" importante por ser un animal muy atractivo y respetado.

En la visita hemos dedicado buen tiempo, observando a los Guepardos, nuestros animales preferidos y como siempre poder fotografiar muy cerca.

Se trata de una camada de cinco hermanos machos. Un animal con serios problemas de viabilidad causados tanto por su endogamia y escasa variabilidad genética, como por el precario índice de supervivencia de los cachorros, ya que las camadas sufren muchas bajas debito a la presión que ejercen sobre ellos un gran número de depredadores.

Son los animales terrestres más veloces que pueblan la tierra, ya que son capaces de alcanzar hasta los 115 kilómetros hora, aunque no pueden mantenerla más de 500 metros.

De gran tamaño, entre 110 y 150 centímetros longitud, altura entre 74 - 90 centímetros y un peso  hasta de 60 kilos.

Tienen una estructura de cuerpo esbelto y muy musculado, especialmente el tercio posterior, lo que le confiere una potencia extraordinaria para alcanzar su máxima velocidad en apenas tres segundos. 

Su larga cola, que oscila entre los 55 y 80 centímetros, es lo que les confiere la estabilidad durante la carrera y poseen unos pulmones y corazón más grandes de lo que le corresponde a un animal de su tamaño. Su cuerpo está adaptado para correr y dar caza a los veloces y pequeñas gacelas, que son la base de su alimentación.

Además de recorrer todos los recintos, también, subimos a la telecabina para darnos un paseo y respirar aire puro desde arriba.

Volveremos pronto.










No hay comentarios: