18 de mayo de 2018

11 de mayo de 2018

6 de mayo de 2018

27 de abril de 2018

PARQUE DE LA NATURALEZA DE CABARCENO 26 abril 2018





























Llevábamos días esperando noticias y el día 25, nos llego a través de "facebook.es" del nuevo inquilino en el Parque de Cabárceno.

Había nacido un "bebe" gorila y por ello, considerábamos la noticia como un gran acontecimiento para el Parque y para la familia de los "primates".

Sin esperar más días, el día 26, nos fuimos a conocerle y hacer las primeras fotos del "bebe".

Este nuevo vecino de Cabárceno, ha nacido con buen aspecto y que, por su tamaño, debió de pesar unos dos kilos, lo que muchos no conocen, es su sexto, porque su madre, Chelewa, no lo aparta de su regazo.

Lo que si lo conocemos unos pocos, porque así lo hemos comprobado nada más verle y confirmarlo a través de las fotos.

Fue el miércoles sobre las cinco de la mañana, hora que tampoco se puede confirmar, nació en el box dormitorio y los cuidadores en el primer día no pudieron acercarse a ellos, aunque no le quitan la vista de encima.

El Parque llevaba algo más de ocho meses -lo que ha durado la gestación- con ganas de dar la bienvenida al nuevo inquilino, hijo de Nicky, un espalda plateada -así se denomina a los machos adultos- de treinta años y de Chelewa, una hembra de doce.

A la espera de que vayan transcurriendo las semanas criticas que siguen al nacimiento, los responsable de Cabárceno y su equipo veterinario se muestran muy optimistas: el jovencísimo gorila tiene a su favor la gran destreza que muestra la madre en sus cuidados "las previsiones de que todo salga bien se bazan en la buena actitud y aptitudes de la madre, ya que debido a su experiencia, está manejando muy bien a la cría".

Su madre Chelewa, llegó al parque en marzo del 2010, procedente del zoo de Basilea (Suiza), ha sido madre en tres ocasiones desde entonces.

Con el nacimiento del pequeño primate, el parque cuenta actualmente con ocho ejemplares (cinco hembras) y dos machos, además del recién nacido.

El Parque de Cabárceno recibió a la primera pareja de gorilas en el año 2007 y, después entonces, la familia de primates ha seguido creciendo con la incorporación de hembras llegadas de otros parques y zoológicos del mundo, con el objetivo de convertir la instalación cántabra en referente de la reproducción de esta especie.

En estos once años, el macho Nicky y todas las hembras se han ido adaptando a sus nuevas instalaciones, un espacio exclusivo de 14.500 metros cuadrados -el mayor de toda España dedicado a esta especie- y un hogar de 800, dotados de amplias cristaleras que permiten a los visitantes observar a los animales en su vida cotidiana.

Mientras se acostumbraban a su nueva casa, también aprendían a comportarse como un auténtico grupo de gorilas, lo que ha propiciado el nacimiento de cinco crías, dos de ellas malogradas, una por accidente y otra como consecuencia de una peritopitis.

El nacimiento de este quinto ejemplar ha consolidado al grupo reproductor que el Programa Europeo de Protección de Especies en Peligro de Extinción (EEP) de gorilas concedió a Cabárceno en su momento.

Esta noticia, del nacimiento del nuevo gorila, supone al Parque una nueva recompensa a los esfuerzos y dedicación a lo largo de estos últimos años para preservar la especie y, a la vez, un paso muy importante que convierte al recinto cántabro en un núcleo reproductor de primer orden a nivel internacional.

Como no nos lo podíamos perder y tener la suerte de ser de los primeros que viésemos al nuevo gorila, nos presentamos allí y pudimos disfrutar viéndole.

Fue un día entero en el interior del recinto, donde estuve acompañado de otros aficionados a la fotografía, como son: Marina Cano, Mirian, Jose, Manolo, Felipe, Vicente...

Continuaremos visitándole en  próximos días.

Mi felicitación a los padres, Chelewa y Nick.








20 de abril de 2018

Panasonic Lumix TZ-80
















































Quería publicar algunas fotos que he venido realizando con mi cámara compacta Panasonic Lumix TZ-80.

Con esta cámara que puedo llevarla en el bolsillo y que me sirve para hacer fotos inesperadas, bien de edificios o detalles, que día a día vengo observando por las calles de la ciudad y con ella me evita transportar el equipo fotográfico pesado y la incomodidad de la mochila.

He seleccionado unas cuantas que corresponden a edificios con una perspectiva muy distintas a las que vengo haciendo.

También del Sardinero, lugar que visito casi diariamente.

Las de los barcos o buques, para ir ampliando el archivo de ellos y para eso hay que tener la cámara en el bolsillo.

En las exposiciones del Centro Botín, con ella, y con discreción puedo hacer foto de alguna obra expuesta.

Con esta Panasonic, tengo la ventaja de poder hacer fotos con un zoom 720 mm, que alcanza una distancia considerable para obtener fotos lejanas.


Estas cámaras y los móviles, hoy es la actualidad, pero imposible competir con una buena cámara Reflex.