29 de marzo de 2016

SEMANA SANTA de Santander 21 de marzo 2016 (III)












El 21 de marzo, se celebró la procesión de Nuestra Señora de la Esperanza, organizada por la Cofradía de La Esperanza.

En ella, sale el paso "Nuestra Señora de la Esperanza".

Desde la Iglesia de San Francisco, recorre las calles Cervantes, Jesús de Monasterio, Burgos, San Fernando y Avda. de Valdecilla, hasta el Hospital Marqués de Valdecilla.

Este recorrido ya es una tradición que vienen cumpliendo cada año y que tiene como objetivo reconfortar a los enfermos del Hospital de Valdecilla y en el mismo sitio,  cantaron La Salve.

Regresa por el mismo recorrido hasta su sede la Parroquia de San Francisco.

La Cofradía Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Apóstol, desfilan con un hábito propio, túnica y cubrerrostro negro con capa verde, simbolizando estos colores, la tristeza y la penitencia por la Pasión del Señor y la Esperanza puesta en Nuestra Madre la Santísima Virgen y coronado todo por el escudo en el que figura el águila de San Juan sujetando un escudo en el que sobre campo blanco, lleva el Corazón de la Virgen, atravesado por una espada, todo ello rodeado por unas palmas y rematado por una corona Real.

Fue el 13 de mayo de 1.958, cuando se le encargó la talla de madera policromada de la imagen al escultor montañés don Manuel Cacicedo. En 1.959 el escultor hizo entrega de la imagen a la Cofradía, la cual fue pagada por suscripción entre todos los Agentes Comerciales y Cofrades. Su costo fue de 60.000 pesetas.

El jueves Santo de 1.959, el señor Obispo auxiliar de Santander, con Doroteo Fernández Fernández, bendice la nueva imagen de la Virgen de la Esperanza en la Parroquia de San Francisco, saliendo esa misma tarde en su primer desfile procesional de la Semana Santa.

En 1.972 estrena el manto procesional, bordado por las Hermanas Clarisas en su monasterio de Castil de Lences, en Burgos.

En 1.983 la Cofradía, recibe el regalo de la corona procesional de la Virgen.

En 1.986, se bendice y sale en su primera procesión, el actual estandarte de la Cofradía con la inscripción "speS VNICA" y con los remates en plata.

En 1,994, la Virgen estrena su segundo manto procesional por el gran deterioro del anterior y del mismo terciopelo que del manto se cambian los faldones de la carroza. El manto realizado también por las Clarisas de Castil de Lences.

Es la Virgen Nuestra Señora de la Esperanza una de las devociones santanderinas mayormente destacadas y su paso de los más seguidos por anónimos penitentes, aunque es acompañada por pocos nazarenos, su procesión es muy emotiva.