3 de junio de 2014

LA "PASÁ"














Este domingo uno de junio, coincidiendo con el Día Infantil de Cantabria, ha sido un día para recordar o bien histórico, al encontrarnos con una "pasá" de ganado tudanco desfilando por la ciudad.

Han sido más de 700 vacas tudancas que desde La Remonta han recorrido hasta Puertochico, por las calles de San Fernando, Jesús Monasterio, Calvo Sotelo y Paseo Pereda, para regresar de nuevo al sitio de partida.

Ha sido espectacular ver tantas vacas recorriendo estas calles, así como a los ganaderos a buen ritmo, encaramados en sus albarcas, con fajines al cinto y cachabas para guiarlas.

Los mugidos y el estruendo de los campanos  sustituyeron al ruido de los coches.

Un espectáculo campestre que miles de personas han presenciado y contemplado la belleza de este ganado autóctono.
La raza de esta vaca autóctona, es fuerte, produce leche rica en grasas, su carne es magra y sabrosa y sobre todo, requiere pocos cuidados, adaptándose perfectamente al régimen de semi-libertad en nuestro clima.

No hace muchas décadas en algunas comarcas, la vaca tudanca era la protagonista de las labores más penosas, al poseer una extraordinaria fuerza. En la actualidad, su interés económico no es muy alto, lo que ha llevado a la reducción en las cabañas ganaderas.

Actualmente ya son muchos los ganaderos que pretenden subsistir y mantener a este animal tan ligado a las zonas montañosas de Cantabria, Palencia o León, prevaleciendo sobre los aspectos puramente económicos, el orgullo y el cariño por estos animales tan nuestros.

Soy uno de los que admira y animo a estos ganaderos a que sigan protegiendo a este animal tudanco, que espero tenga un gran futuro económico y de reivindicación a la ganadería cántabra.

Han encabezado el desfile los mastines de Cabezón de la Sal, que nunca faltan a estas citas ganaderas. Han estado los de Tama, las vacas de Victor Puente de Ruiseñada, de José Gutierrez de Aguayo, de José Pila de Silió, de Manuela y Fidel de Pando, de Roberto González de Villanueva de Labarces y muchos más.

En el recorrido ha habido un pequeño incidente y con heridos leves. Una de las vacas tudancas se desbocó abandonó la carretera y embistió contra todo lo que se encontró a su paso.

Esta "pasá" ha regresado de nuevo a Santander después de 25 años. Recuerdo aquella fecha y que tanto disfruté viendo las tudancas desfilando por la ciudad y posteriormente en la campa de la Magdalena.

El domingo he vuelto a disfrutar mucho viéndolas y disparando fotos para tenerlas como un bonito recuerdo.






Foto que hice en la anterior "pasá" hace más de 25 años.