28 de mayo de 2013

IGLESIA DE LA ANUNCIACION O DE LA COMPAÑIA










La fundación de esta Iglesia corresponde a doña Magdalena de Ulloa, tutora de don Juan de Austria y esposa del mayordomo de Carlos V, don Luis de Quijada.

Doña Magdalena de Ulloa, fundó aquí, lo mismo que hizo en otras ciudades como Villagarcía de Campos (Valladolid), un colegio de la Compañía de Jesús, del que hoy solo queda la iglesia.

La construcción del templo empezó en el año 1607, sufriendo un parón entre los años 1617 y 1619. Se ha señalado su parecido con la iglesia de Villagarcía de Campos, diseño de Rodrigo Gil de Hontañón, pero la traza de esta iglesia de Santander, se atribuye al maestro cantero trasmerano Juan de Nates, si bien las obras se completaron por Juan de Mazarredondo y Juan de Rivas.

Se trata de un edificio renacentista, dentro del estilo clasicista vallisoletano. Sigue los modelos jesuíticos de raíz vignolesta.

Las capillas de la iglesia, desde el momento de la fundación, estuvieron destinadas a la nobleza de la época, con el fin de asegurar la vinculación de este estamento con el colegio. La fachada del siglo XVII, es la tíaplica jesuítica, con un cuerpo central más alto y dos laterales más estrechos y bajos.

El acceso se realiza por una puerta de medio punto que está enmarcada por pilastras dobles que sostiene entablamento y frontón partido, con una hornacina en la que ha colado la imagen de la Virgen. En el segundo piso del cuerpo central tenemos una ventana arquitrabada, flanqueada por dos grandes escudos barrocos del primer Marqués de Villapuente, benefactor de la obra.

Presenta la típica fachada de las iglesias que siguen esta tipología, con dos cuerpos, siendo el superior más estrecho que el inferior. La portada se forma por un arco de medio punto. A los lados tienen pilastras dobles que sostienen un entablamento y frontón partido, en el centro del cual puede verse, en una hornacina, una imagen de la Virgen. A los lados hay dos vanos, un óculo abajo y una ventana cuadrada arriba. En los extremos de este primer cuerpo, pilastras rematadas por bolas herrerianas  en el segundo cuerpo.

El cuerpo superior es más estrecho. Está centrado por una ventana arquitrabada con escudos barrocos a los lados, son del primer marqués de Villapuente de la Peña, José de la Peña y Rueda y de su esposa la marquesa de las Torres de Rada, Gertrudis de la Peña y Rueda, gracias a cuya generosa contribución pudo acabarse el edificio. Por encima, un frontón triangular en el que se abren dos pequeños vanos cuadrangulares y una cruz en el remate.

El interior del templo presenta una sola nave con capillas laterales, que unidas por arcos de medio punto forman falsas naves juntas. Destacan también la gran cúpula central en el crucero y el ábside rectangular en la cabeceras, siguiendo la línea de los tipos arquitectónicos ideados por el ilustra arquitecto del renacimiento italiano Vignola en el siglo XVI para la Compañía de Jesús.

El interior tiene una sola nave rematada por cabecera rectangular, rodeada por capillas a los lados unidas por arcos de medio punto, de manera que parecen falsas naves laterales. Sobre el crucero se alza una cúpula con linterna.

Destaca el retablo mayor, de estilo barroco churrigueresco y procedente de Tamariz de Campos (Valladolid), el sepulcro de D. Marcelino Menéndez y Pelayo, obra del escultor Victorio Macho y una pila árabe de procedencia desconocida en mármol blanco.

Esta iglesia se encuentra en la calle Juan de Herrera, cerca de la Plaza Porticada.

La Iglesia de la Anunciación o de La Compañía como más se la conoce, fue declarada Bien de Interés Cultural el 11 de noviembre de 1992. Se trata del mejor ejemplo de arquitectura renacentista de Cantabria, estilo arquitectónico de escasa implantación en la región.

Tras el incendio que asoló Santander en 1941, se llevó a cabo la última más reforma, que dirigió el arquitecto Bringas.
 
He incluido estas fotos y en una de ellas, se observa la torre del campanario que se encuentra oculta y que es imposible divisarla de no ser desde un sitio alto como pudiera ser La Catedral.
En ocasiones, los  visitantes a la ciudad, preguntan si esta Iglesia tiene torre con campanas.
 

 




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Los escudos se corresponden a los cuatro apellidos del 1er Marqués de Villapuente de la Peña (Don José de la Puente Peña Castejón y Salcines. El primer escudo mirado de frente a la izquierda, se corresponde con los los apellidos "De la Puente y Castejón" y el segundo, con los apellidos "Peña y Salcines" Hay cierta confusión puesto que el marqués se casó con su prima hermana la Marquesa viuda de las Torres de Rada, que se llamaba Gertrudis de la Peña, por lo que se le ha atribuido el segundo de los escudos

Anónimo dijo...

Buenas tardes: Solicito autorización, para subir los escudos con la genealogía de los Marqueses de Villapuente a ESCUDOS EN PIEDRA https://www.facebook.com/groups/189172277807285/ y a NUESTROS ESCUDOS http://pantxike.wordpress.com/ comprometiendome a poner en enlace a su pagina. Dando las gracias
Pantxike Kontreras

Ricardo Vega Usle dijo...


Por supuesto

Sergio Palancares dijo...

Efectivamente, se trataba de don José de la Puente y Peña Castexón y Salcines, natural de Muriedas pero de familia originaria de Cacicedo. Vino a México, entonces Nueva España en 1672, traido por su tío, el Capitán Francisco de la Peña, casado con Josefa de Esquivel y Rueda el 8 de julio de 1663, caballero de la Orden de Calatrava. Ambos, hombres piadosos. El Primer Marqués de Villapuente, fue mecenas de los jesuitas californianos. Saludos desde México.